Inicio > Fiestas > Noche de San Juan (Lleida)

Noche de San Juan (Lleida)


La noche más larga del año

La noche más larga del año

Bueno, la noche más larga del año… Será porque es larga verdaderamente o por la imposibilidad de conciliar el sueño? Han empezado los calores nocturnos, en los que el cuerpo busca insconcientemente un lugar fresco en lo más recógnito de la cama. Pero esta noche además se le suma el estruendo de cada petardo que retumba cual trueno en una noche de lluvia.

Esta noche parece que no hay hora de irse a dormir, ya casi lo tenemos del todo asumido. Sabemos que por muy cansados que estemos tenemos que aguantar despiertos, viendo en la tele cualquier programa basura o jugando a algún tipo de juego adictivo en ordenador o consola.

Cualquier esfuerzo que hagamos por dormir se convierte en nerviosismo y deseos de que llueva para que todo el mundo tenga que irse para casa y no moleste con sus petardos.

Posiblemente hay otra opción, y es el unirse al ruido. Aunque a ciertas edades queda un poco raro ir tirando petardos por la calle, cuál niño feliz con su primera bolsa de petardos permitida por un padre vigilante en cada movimiento. Pero es más adulto quizá quedarse en casa y aguantar ruidos y sustos? Os puedo asegurar que no! Está estudiado que podemos aguantar muchísmo mejor un ruido controlado que uno incontrolado. Cuando tú estás unido al ruido, otro ruido más está permitido por tu cuerpo aunque no seas tú el que lo hayas provocado. Es igual que al conducir un vehículo: cada curva está molestando al acompañante, él no controla ningún movimiento, sino que es el conductor el que lo controla. Cuando tú conduces ninguna curva te molesta, tu cuerpo se prepara para cada cambio de gravedad, para cada vache, hasta la más mínima franada te parece un movimiento más, como si caminases.

Por eso, y con este ejemplo de gravedad y consciencia, animo a todo el mundo a SALIR A LA CALLE en esta noche de ruido y diversión. Claro que siempre hay que seguri muy al pie de la letra los consejos de los profesionales que realmente saben el peligro del fuego y las explosiones. Son unos hombres vestidos de rojo, aquellos que no conocemos porque no vemos nunca, no nos piden nada a cambio. Serían capaces de dar su vida por la nuestra, llegar al límite e sus fuerzas para aguantar una biga antes que te aplaste, atravesar las llamas para estar a tu lado hasta que todo pase. Son personas que no conocemos porque solo están cuando realmente los necesitas, sin pedir nada a cambio, sin ninguna obligación de recaudar con sus multas ya casi obligatorias para llegar al cupo diario. Si me permitís una pequeña broma (que es más por alagar que por criticar), estos hombres deberían ir vestidos de azul y con los calzoncillos por fuera xD.

En fin, petardos y hogueras que hacen que la gente se acumules más en un mismo sitio y no se repartan por los barrios o ciudades introduciendo petardos en los buzones o duendes de jardín. Pero que a nadie se le ocurra lanzar la bolsa de petardos a la hoguera, como de vez en cuando hace el típico cansado de quemar las mechas una a una. Pensad que la hoguera está rodeada de gente, y que todo petardo o cohete es imprevisible.

Disfrutad mucho de esta noche, ya dormiréis mañana.

Seguid las recomendaciones que se especifican en los envoltorios de petardos y cohetes, y también los consejos de los profesionales

Categorías:Fiestas Etiquetas: , , , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: